LA REVOLUCIÓN DE LOS CABREADOS

0
717
FUENTE: 20MINUTOS,ES
FUENTE: 20MINUTOS,ES

La gente está que se sube por la paredes y muy, muy molesta. Los españoles somos una gran país pero hemos de reconocer que, en este caso, con muy mala suerte. Tenemos en España y en CLM los peores gobiernos posibles en el peor momento de nuestra historia reciente. Aquí no se trata de una ley, de un problema puntual, se trata de la mayor crisis que hemos vivido en los últimos años y estamos desamparados por unos dirigentes que dicen una cosa y la cambian, que dicen otra cosa y se equivocan o que intentan darte seguridad y te mienten.

Los terminales mediáticos del gobierno están haciendo esfuerzos ímprobos para poder deslegitimar a las protestas que están surgiendo de manera espontánea contra esta situación. El otro día oía como en un medio de comunicación calificaba estos movimientos como  “la revolución de los palos de golf” señalando que dos personas, supuestamente, golpeaban mobiliario urbano con palos de golf que, según el rancio pensamiento de parte de la izquierda, debe ser algo de potentados y de señoritos que sólo se dedican a comer “percebes y langostas”. Deleznable.

NI SIQUIERA LOS PALOS DE GOLF ERAN PALOS DE GOLF.

Pero es que, resulta, que los palos de golf no eran palos de golf sino una escoba y un bastón para andar. Pero, ¿qué más da?, aquí de lo que se trata es de soltar la noticia impactante, darle el sesgo que tú quieras y luego, como dice Page, “ya echaremos cuentas”. Si nos engañan en algo que estamos viendo es razonable sospechar que la manipulación debe ser mayúscula en aquello que no podemos ni ver ni comprobar.

Estas manifestaciones más o menos espontáneas son tan justas como inapropiadas en estos momentos. Estamos en un estado de derecho y hay que cumplir la normativa que nos marca la legislación vigente y abstenernos de realizar concentraciones que ni están autorizadas ni cumplen las normas del confinamiento. Me he manifestado muy pocas veces en mi vida, pero reconozco que salir a la calle a protestar contra los gobiernos nacionales y regionales lo considero una obligación ciudadana para demostrar que ni somos tontos, ni este gobierno puede hacer lo que quiera limitando, como lo están intentando, nuestra libertad personal. Como dijo Ayuso el otro día “lo de Núñez de Balboa será un juego de niños”, pues eso, un juego de niños.

La revolución no será de palos de golf, ni de la derecha ni de la izquierda, la revolución será la de una inmensa mayoría de españoles abochornados e indignados con unos dirigentes tergiversadores e ineptos. Cuando salgamos, que cada uno salga con la bandera que le dé la gana con la de España, con la del Madrid o con la del “Alba” o sin bandera, pero saldremos vaya que sí que saldremos. No se puede consentir tanto atropello, tanta incapacidad y que, de paso, intenten aplicar el programa oculto de Podemos en su intento de convertirnos en una república bananera.

España y los españoles saldremos de ésta ,como hemos salido de otras, pero si alquien cree que ésto se nos va a olvidar se equivoca y mucho.